Antes de que sea demasiado Tarde por Pastora Veronica Meza

Estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis. Mateo 24:44

Hay citas a las que no podemos faltar: la salida del tren, del avión, los exámenes para un concurso, una entrevista de trabajo, etc. Son citas importantes y a veces irremplazables. En nuestros contactos con los demás, a veces dejamos pasar la ocasión de expresar una palabra de aliento o una palabra de verdad. ¡Estemos atentos! Quizás estemos enfadados o en conflicto con una persona, ¡vayamos a ella! No dejemos pasar la ocasión para resolver un malentendido, un desacuerdo. En la vida, nunca sabemos cuando sea la última oportunidad.

Ante todo, pongamos en regla nuestra situación ante de Dios. “Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud, antes que vengan los días malos, y lleguen los años de los cuales digas: No tengo en ellos contentamiento” (Eclesiastés 12:1).

En la Biblia, acordarse de Dios es más que pensar en Dios, es tener una relación real, viva con él, es darle un lugar en nuestra vida. Debemos acordarnos de nuestro Creador, quien nos dio todo y fuera de quien no somos nada ni podemos hacer nada. Y es necesario hacerlo desde nuestra juventud, “antes que…”.

No esperemos que sea demasiado tarde para acordarnos de Dios, es decir, para conocerle mediante la fe al recibir su perdón, su salvación.

Dios nos ofrece la vida eterna mediante la fe en el Señor Jesucristo. Como todo regalo, hay que aceptarlo… antes que sea demasiado tarde.

“Os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios”
(2 Corintios 5:20).

Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora.
Mateo 25:13

Categories: Uncategorized
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial